Osteopatía

La Real Academia de la Lengua define la Osteopatía como: De osteo- y -patía. f. Med. Enfermedad ósea. También puede definirse como: Método de tratamiento de las enfermedades que se basa en los masajes y la manipulación de las articulaciones; se fundamenta en la teoría de que el cuerpo es capaz de elaborar sus propios remedios contra las enfermedades y acepta el método terapéutico y de diagnóstico de la medicina científica. La osteopatía es un tipo de medicina alternativa que enfatiza el masaje y otras manipulaciones físicas del tejido muscular y los huesos. Su nombre deriva del griego antiguo «hueso» (ὀστέον) y «sensible a» o «que responde a» (-πάθεια).

 

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones, la hipermovilidad o hipomovilidad que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras, el cráneo. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas de energía muscular, de movilización, de estiramiento, HVLT, funcionales, entre muchas otras. El tratamiento depende de una evaluación corporal completa, del tipo de lesión y del paciente. Ningún tratamiento es igual a otro y se debe seguir siempre un enfoque personal único.

La osteopatía se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros. Es por tanto una práctica de tipo holístico. El tratamiento, que se denomina manipulación osteopática, consiste en un sistema de técnicas prácticas orientadas a aliviar el dolor, restaurar funciones y promover la salud y el bienestar.

Si quieres conocer un poco más sobres la osteopatia y como puede beneficiarte no dudes en seguir nuestro Blog, Facebook e Instagram y consultarnos.

 

***

Nota informativa: La información contenida en esta web tiene carácter meramente informativo y no puede ser considerada como sustitutiva de la prescripción, diagnóstico o tratamiento médico de un especialista. Ante cualquier enfermedad o dolencia, recomendamos que consultes con un profesional de la salud.

VOLVER