Tiempo en casa, cero estrés

Os dejamos algunos consejos que comparten los profesionales en estos momentos:

1 – Evita la sobreinformación: elige un momento del día para informarte sobre lo que sucede y el resto invierte el tiempo en otras actividades. Evita tener la tele siempre encendida.

2 – Piensa en positivo. Céntrate en pensar que haces algo para el bien de todos. No en que no puedes salir.

3 – Utiliza la tecnología para estar cerca de los que estás lejos.

4 – Mantén la actividad. Siempre puedes hacer ejercicio en casa.

5 – Planea una rutina diaria, con un horario e intenta llevarlo a cabo.

6 – Si estás en familia y con niños, ayudaros entre vosotros. Sois un equipo y ninguno está pasando un buen momento.

7 – En el caso de los niños, es muy importante que les mantengamos una rutina diaria.

Os dejamos además también algunas ideas que podéis incluir en esa programación diaria.

Si no tenéis niños:

Elige una hora a la que despertar cada día. Mantener una rutina de sueño es muy importante. Haz un poco de ejercicio al levantarte, estiramientos, yoga o un poco de meditación. Te ayudará a afrontar el día de otra forma. Date una ducha y prepara un rico y nutritivo desayuno.

En el caso de que tengas que trabajar desde casa. Hazte un horario de trabajo con algunos descansos. Sobre todo para la hora del almuerzo. Elige una zona de casa que sea tranquila, con buena luz y sin muchas distracciones para poder ser más productivo. Os dejamos un enlace de nuestra colaboradora Eva Morell donde comparte sus años de experiencia en teletrabajo y nos da algunos consejos.

Aprovecha que estás en casa para cocinar. Seguro tienes algún libro de cocina por ahí o algún recurso fácil en internet que te inspire. Alimentarse bien es muy importante para mantener tu salud y tu sistema inmune a punto.

Si eres de los suertudos con terraza a los que les da el sol, almuerza al aire libre. Eso te dará mucha más energía, relajará tu mente y sobre todo pontenciará la vitamina D que tanto necesitamos. Si no tienes terraza, no te preocupes, el almuerzo dentro casa también puede ser una gran experiencia con el ambiente adecuado. Pon algo de música tranquila y disfruta cada bocado de tu rica comida casera hecha con tus manos. Conecta con tu cuerpo y con la comida como antes no lo hacías.

Si has concluido tu trabajo y aún tienes tiempo libre hasta la cena, aprovecha para leer ese libro que tanto esperaba a que tuvieras tiempo de leerlo, o para tocar ese instrumento que se llena de polvo cada día. Nos pasamos la vida diciendo: «si tuviera tiempo…» Pues ahora lo tienes.

Y si no tienes que trabajar o tu jornada se ha acortado, aún tienes tiempo de hacer cosas muy productivas en casa. Es el momento de poner un poco de orden en casa y organizar. Sobre todo esos altillos de armarios o esos armarios escondidos. Donde se acumulan cajas y bolsas con cosas que ya ni recuerdas para qué son. Libérate de todo aquello que ya no necesitas. Es tiempo para el desapego de lo material.

Haz algo ligero de cena. No es bueno irse a la cama con el estómago muy lleno. Ponte un peli o un capítulo de esa serie que te tiene enganchando. Y no vayas a dormir muy tarde.

Y si tenéis niños en casa:

También es importante elegir una hora a la que despertar cada día. Para mantener una rutina de sueño. Sobre todo para los peques. Anímales para que hagan algo de ejercicio contigo. Siempre algo fácil y sencillo. Seguro que les divierte. Prepara el desayuno y organiza las tareas para el día de todos.

Hacer un calendario con las actividades que tiene que hacer cada uno puede ser como un juego para ellos. Puedes incentivar que lo hagan con puntos según la actividad que sea. Limpiar y ordenar el cuarto. Recoger la cocina después de las comidas. Hacer deberes. Taller de manualidades o de dibujo. Tarde de baile. Taller de lectura. Con buena psicología y habilidad cualquier tarea de casa puede convertirse en un juego para ellos.

Con los niños es importante mantener una actividad más allá de la televisión, el móvil, la tablet o los videojuegos. Un rato esta bien. Pero mantener cierto control y rutina para ellos es la clave.

Se pueden organizar actividades para hacer todos juntos o actividades individuales, que además te dan la oportunidad de hacer tu propio trabajo, en caso de que además tengas que trabajar desde casa.

El momento de hacer la comida puede ser también un juego para ellos. Aprovecha además para hacer almuerzos nutritivos para todos. Mantener un buen sistema inmune es importante en estos momentos. Y los alimentos son nuestra medicina.

Esperamos que algunos de estos consejos y recomendaciones os sirvan de ayuda para pasar estos días caseros de la mejor manera. Seguro que al final le cogemos el gusto a estar en casa y no habrá quien nos saque 😉 Dejemos que este tiempo en familia sea para nosotros, para cuidarnos más y cuidar de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*