Cómo sobrevivir a las navidades

Se acercan las fechas de navidad y con ella las cenas de empresas, las cenas con amigos y las cenas familiares. Todo es comer y beber. Época de muchos excesos para muchos. Y como no queremos que estos días te pasen factura más adelante, queremos dejarte algunos consejos que puedas aplicar. Queremos que puedas disfrutar de las fiestas y de los encuentros con los que más quieres sin ningún tipo de molestia o impedimento. Y sobre todo sin remordimientos.

Primero de todo haz una lista de todos los compromisos que tendrás estos días. Intenta comer ligero los días que te toque alguna cena o encuentro social. Organizar los menús en casa puede ser una buena ayuda para esto. Compra sólo lo necesario y evita que sobre comida de un día para otro.

Empieza siempre las comidas o cenas con algo ligero, como ensaladas, así el plato principal no se hará tan pesado y ayudas a evitar los atracones innecesarios.

Evita la sensación de pesadez con alimentos que te ayudan a digerir mejor, como son el apio, los espárragos, las berenjenas, las manzanas. E intenta evitar alimentos que se digieran más fatigosamente o te generan muchos gases, como las legumbres, las coles, etc…. Una infusión de hinojo y manzanilla también te ayudará a hacer tus digestiones más tranquilas.

Promociona los alimentos ricos en enzimas digestivas, como la papaya o la piña, así ayudarás a que tu estómago trabaje mucho mejor.

Intenta no picar entre horas. Es mejor no abusar de ciertas cosas entre horas, como dulces de navidad, aperitivos, etc.

Preparar tus platos con hierbas y plantas medicinales y digestivas también puede hacer tus comidas más ligeras. Utiliza condimentos como el tomillo, el orégano, el romero, la menta, la albahaca, el hinojo, el cilantro, etc, que además le darán mucho sabor a tus platos.

Sabemos que seguro caerá alguna que otra copita, pero es importante no abusar del alcochol. Beber agua e infusiones es también una opción muy buena. Evita los refrescos y las bebidas azucaradas o light.

Y lo más importante. No pierdas tu ritmo. Sigue con tu rutina de ejercicios. Que nada te impida seguir llevando tu vida sana y haciendo tu deporte favorito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*