CONSERVEMOS NUESTROS OCÉANOS, RÍOS, LAGOS Y ARROYOS

El agua. Fuente de Vida.

Muchos no llegan a darle la importancia que se merece a un recurso tan importante como es el Agua. Estamos tan acostumbrados a abrir el grifo y que salga, que ya no sabemos apreciar su presencia. Si alguno de vosotros ha viajado a otros países, sobre todo a otros continentes como Asia, África y el Sur de América, habrá podido apreciar que esto no es tan normal. De hecho, algunos recuerdos de mi niñez son precisamente los cortes de agua que tan frecuentes eran en la Estación del Verano. A las Costas llegaba la gente de vacaciones y las reservas de agua no eran suficientes para todos. Cierto es que con la construcción de embalses eso ha cambiado, pero aún así es un recuerdo que no debe olvidarse.

El agua se considera fuente de Vida, ya que en el medio acuoso es donde surge la vida, donde todo comienza. Piensa además que no somos lo únicos que dependemos del agua para vivir. Hay otros Seres Vivos como animales y plantas cuya dependencia del agua puede ser incluso mayor que la nuestra.

Importante además, que por agua no sólo se entiende la que llega a nuestras casas de pozos o embalses, si no toda la que hay en la Tierra: océanos, mares, lagos, ríos, embalses, pozos, arroyos, etc. El agua ocupa el 80% de nuestro Planeta, mal llamado «Tierra».

Proteger, cuidar y mantener esas aguas depende de nosotros. Ya que la influencia que ejercemos en ella está claramente vista y demostrada. Desviamos ríos para construir ciudades. Hacemos embalses para retener y almacenar el agua. Cortando el cauce natural del río, con las consecuencias que ello tendrá para las especies que dependen del río y para los sedimentos de nuestras queridas playas, junto a los nutrientes que aportan a los mares y océanos. Se hacen vertidos de agua sucias, contaminadas y cargadas de tóxicos que acaban en los ríos, mares y océanos. Produciendo graves problemas de contaminación no sólo para el agua en si, si no también para las especies que habitan esos ecosistemas. Y un sin fin más de causas y consecuencias que harían de esto un libro.

Es mucho lo que podemos hacer por conservar este valioso e importante recurso. Mucho más valioso que cualquier fuente de energía o combustible. Sin agua no podríamos sobrevivir. Sin agua no habría Tierra. Así que como aporte por nuestra parte para su protección y conservación, os dejamos algunos consejos y trucos que podéis aplicar en el día a día. Cada gota de agua cuenta.

  • El investigador de fugas de agua. Llevar un control de la cantidad de agua que gastamos al mes (contador de agua) y verificar que en nuestro hogar no existen pérdidas o fugas de agua en grifos, wc, etc.

  • Abrir…¡ya! Cerrar…¡ya! Importante no dejar el grifo de agua abierto si no lo estamos utilizando. Cuando nos lavamos los dientes, nos aseamos, nos damos una ducha, fregamos los platos, etc. El grifo puede abrirse y puede cerrarse.

  • ¡Vamos a la Playa! Es importante no dejar basura allí donde vamos. Que la huella que dejes en la Playa sea sólo la de tus pies. Cada pequeño resto de basura o desperdicios que dejemos en la arena acabará de una forma u otra en el mar u océano.

  • Conversaciones íntimas. Es importante cuando usamos el WC saber que ahora existe una forma de ahorrar agua con un doble botón, para descargas pequeñas o más grandes. Intenta usar siempre el pequeño. Y si no tienes esa opción en casa, siempre se puede disminuir el consumo de agua metiendo un recipiente en el depósito de agua, de manera que ocupe un volumen que haga disminuir el agua que entra al inodoro.

  • El poder de la Ducha. Sabemos que tomar un baño puede ser muy relajante y saludable. Pero con una ducha el gasto de agua siempre será menor.

  • ¡Al Suelo no! Es importante no arrojar líquidos por el desagüe de casa, de ningún tipo. Ni tampoco echarlos directamente a la tierra, ya que se filtran y pueden llegar a contaminar pozos o acuíferos.

  • El jardinero. Si tenemos jardín o plantas en casa, tenemos que saber cuando es mejor y más eficiente regar. Tenemos que evitar las horas altas de calor, ya que la mayor parte del agua se evaporará. No regar cuando hace viento, ya que la mayoría del agua se irá con él. Siempre es mejor usar una regadera. Y siempre puedes reciclar agua de casa y usarla para regar.

  • Adopta un Arroyo. Cuidar los ecosistemas que tenemos cerca es una labor que todos podemos hacer. Si vives cerca de algún arroyo seguro que de vez en cuando puedes dar un paseo por allí y ayudar a que esté más limpio. Informa a la autoridad correspondiente si ves algún tipo de actividad que pueda dañar la zona.

VOLVER