DIETAS SIN LÁCTEOS

Los productos lácteos siempre se encuentra rodeados de polémica. Así que, suele ser frecuente que muchas personas opten por dietas sin productos lácteos. A no ser que realmente se padezca una alergia o una intolerancia a la lactosa, el consumo de productos lácteos es seguro y beneficioso para la salud. Ricos en calcio, proteína, grasas ricas en vitaminas y azúcares, además de probióticos (en el que caso de productos fermentados), son un alimento nutricionalmente muy completo.

Existen, además, otros motivos por los que algunas personas dejan de consumir estos productos. Por que piensan que no son sanos o bien por motivos éticos. Algunos los consideran algo antinatural, ya que somos el único mamífero que en estado adulto sigue consumiendo leche, y puede que lo sea, pero también hay otros productos que consumimos que podrían salirse de lo normal. 

Sea cual sea el motivo por el que decidas dejar de tomar estos productos, puedo decirte que ciertamente no son imprescindibles en nuestra alimentación, ya que tanto el calcio como las vitaminas que contiene, las podemos encontrar en otros grupos de alimentos.

Si optas por una dieta sin lácteos, no es necesario que los sustituyas por otros. Pero si te gusta disfrutar de tu café o tus cereales de desayuno con leche, tomarte un yogur con fruta para merendar o bien un rico sandwich con queso, estas de suerte. Hoy día podemos encontrar muchas opciones de origen vegetal que sustituyen a los lácteos. Desde las bebidas vegetales hechas con almendras, avena, arroz, coco, etc, hasta quesos y yogures vegetales. 

Pero ten en cuenta, que los nutrientes que obtendrás serán muy diferentes, ya que estos productos están hechos principalmente con cereales y frutos secos. Siempre debes fijarte en el etiquetado para asegurarte de que no lleven azúcares añadidos y de que la cantidad de azúcares totales sea la recomendada (dosis diaria recomendada por la OMS de azúcares totales al día: 25 gramos). Al mismo tiempo, tendrás que fijarte en que no lleven conservantes, potenciadores del sabor o algún ingrediente que no sea necesario en una bebida vegetal, yogur o queso vegetal.

Y si te gusta cocinar e innovar siempre puedes hacerlos tú mimso en casa. Preparar una bebida vegetal puede ser más fácil de lo que piensas y solo tendrá los ingredientes que tú elijas. Aquí te dejo un enlace de nuestro blog en que te hablo de las bebidas vegetales.

Recuerda que lo más importante es hacer una dieta que sea sana y equilibrada. Eso significa que no debemos abusar de los productos lácteos, al mismo tiempo que tampoco debemos abusar de sus sustitutos vegetales. 

Disfrutar de la comida puede ser una experiencia mucho más agradable cuando somos capaces de entender el origen de lo que consumimos y cuando somos nosotros mismos los que elaboramos dichos productos. Tu alimentación puede ser sana, equilibrada y además sostenible y divertida.