EJERCICIO | MOVIMIENTO | DESCANSO – HÁBITOS ALIMENTACIÓN

Punto 9. ¿Haces ejercicio? ¿Sabes que el movimiento es importante para que el intestino funcione bien? ¿Sabes que el movimiento también es importante para que el sistema linfático trabaje? ¿Tu sueño es reparador? ¿Estás cansado durante el día?

Seguramente te estarás preguntando que tiene que ver esto con tus hábitos de alimentación. Y tiene mucho que ver. Sin el ejercicio, el movimiento y el descanso el cuerpo no funciona bien y con ello se ven también afectados los procesos digestivos, y viceversa. El cuerpo humano actúa como un sistema que te autorregula gracias a diferentes mecanismos relacionados todos entre sí.

Caminar o hacer ejercicio con frecuencia en muy importante. Al menos dos o tres veces por semana. Esto contribuye al buen funcionamiento tanto del sistema digestivo como del sistema linfático (encargado de eliminar las toxinas del cuerpo). Éste último, a diferencia del sistema circulatorio, no tiene una bomba que lo impulsa, la única forma es mediante el movimiento del propio cuerpo. Tener una buena rutina para ir baño también depende en gran medida del movimiento del cuerpo. Un cuerpo en movimiento es un intestino feliz.

Descansar y dormir al menos siete horas mejora tu salud y mejora los procesos digestivos durante el día. La fase de sueño de reparación del cuerpo solo se produce cuando realmente descansamos y dormimos bien, para que así tu cuerpo funcione mejor durante el día. Por eso es importante no cenar muy tarde y tampoco hacer cenas muy copiosas. Cuanto más ligero te vayas a dormir, mejor será tu descanso.

Al mismo tiempo, la rutina del despertar puede marcar una gran diferencia en tu día a día- Tonifica y despierta tu cuerpo. Prepáralo para el día. Te recomiendo una serie de ejercicios de estiramiento llamados “los 5 tibetanos”. Una rutina regular de ejercicios libera endorfinas («las hormonas de la felicidad»). Te cuento un poco en qué consiste:

Un programa de 5 ejercicios utilizados por los monjes tibetanos para rejuvenecer o vivir una vida larga, vibrante y saludable. Beneficios de estos ejercicios: ayuda a dar un aspecto mucho más joven, ayuda al sueño profundo, ayuda a despertarse renovado y lleno de energía, alivia problemas de las articulaciones, libera el dolor, mejora memoria, alivia la artritis, ayuda a perder peso, mejora la visión, rejuvenece, mejora en gran medida la fuerza física, resistencia y vigor, mejora de la salud emocional y mental, mejora la sensación de bienestar y armonía, alta energía en genera.