¿Espiru……qué? ¿Eso qué es?

Seguramente muchos de vosotros habréis escuchado alguna vez el nombre “espirulina” o algún amigo/a os habrá dicho “estoy tomando espirulina para perder peso” o bien “tomo espirulina para el gimnasio” y no sabéis muy de qué os estaban hablando. Bien es cierto, que con internet lo tenemos mucho más fácil y con sólo un click podemos resolver bien nuestras dudas. Pero es importante contrastar la información que encontramos en la red.

Empecemos desde el principio. Vamos a presentaros a la “Espirulina” y a contaros porque es tan beneficiosa e importante.

La Espirulina es una microalga verde azul de agua dulce y aguas salobres, de la que actualmente se conocen las siguientes especies: Arthrospira maxima, Arthrospira platensis, Spirulina maxima, Spirulina platensis. Debe su nombre además a la forma tan peculiar que puede observarse mediante un microscopio. Procede originariamente de la zona del Yucatán (Méjico), se conoce que era utilizada ya por las poblaciones Mayas. El primer registro de la historia que se tiene acerca del consumo de espirulina como alimento para humanos proviene de Bernal Díaz del Castillo, uno de los acompañantes de las tropas de Hernán Cortés, quien reportó en 1521 que la espirulina era cosechada de las aguas del Lago de Texcoco, a la que secaban y vendían en el mercado de Tenochtitlán (Belay, 2008). (Si queréis saber un poco más sobre esta historia podéis consultar el siguiente enlace: https://www.algaespirulina.mx/web/alga-espirulina-historia.html)

 

 

Actualmente es cultivada en muchas zonas del mundo ya que tiene un gran interés tanto desde el punto de vista biotecnológico como nutricional debido a su alto valor nutricional. La espirulina es potencialmente una microalga capaz de producir biomasa y contribuir así como fuente de energía renovable, lo que podría ayudar a disminuir los efectos del calentamiento global del planeta. Pero también puede ser utilizada para la depuración de aguas contaminadas, captación y uso de CO2 o para la producción de biofertilizantes y bioplásticos. A nivel nutricional, es excepcionalmente rica en proteínas (60-70 %), aminoácidos (triptófano), vitaminas, ácidos grasos esenciales (γ-linolénico), carotenoides, esteroles, zeaxantina, ficocianina, ficocianobilina; mucílago, sales minerales: selenio. Saciante: Debido a los mucílagos y a su alto contenido en proteínas, produce sensación de plenitud gástrica, reduciendo con ello el apetito. Por su contenido en sales minerales, vitaminas, aminoácios y ácidos grasos esenciales, es un buen complemento dietético.

Entre las propiedades atribuidas a esta microalga se encuentran: mejora nuestras defensas, ayuda a adelgazar gracias a su poder saciante, ayuda a prevenir el cáncer debido a su alto poder antioxidante, regula los niveles del páncreas y por lo tanto mejora la diabetes, previene las enfermedades cardiovasculares (hipertensión, colesterol, problemas cardiacos, etc.), aumenta la vitalidad y se recomienda para la fatiga y en convalescencias, combate la artritis y la osteoporosis, es un remedio antienvejecimiento, mejora la anemia, ya que contiene hierro y vitamina B12, su contenido en triptófano mejora estados de ánimo de depresión y ansiedad.

Como complemento alimenticio existen diferentes formas de consumo. Puede encontrarse en forma de tabletas o bien en forma de polvo verde. Sea cual sea la forma en la que la tomemos hay que tener en cuenta la dosis diaria recomendada, ya que al tratarse de un alga con un gran poder de desintoxicación puede producirnos efectos adversos que no esperamos (dolores de cabeza, molestias en el estómago, malestar general del cuerpo). Desde Nuestro Herbolario recomendamos siempre consultar con algún experto y comenzar siempre con las dosis más bajas, ir viendo como nos sentimos e ir aumentando las dosis lentamente. Además, podéis descubrir y encontrar también que puede ser un complemento más para añadir a vuestras recetas en las cocina.

Si queréis empezar el día diferente os proponemos introducir este suplemento en vuestro desayuno. Una buena forma de hacerlo es en polvo mediante un batido. La forma más sencilla sería con leche vegetal y plátano.

Bibliografía: www.algaespirulina.mx, www.espirulina.es, www.fitoterapia.net, www.mejorconsalud.com, www.ncbi.nlm.nih.gov, www.medlineplus.gov/spanish/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*