HAGAMOS CORRER LA VOZ

Vivimos en la Era de la Información, pero al mismo tiempo, estamos desinformados. Nuestro cerebro no es capaz de asimilar toda la información que nos llega y mucho menos de procesarla. Por eso es importante ser selectivos con lo que leemos y buscar la información que queramos en sitios realmente fiables.

No son nada nuevos los problemas medio ambientales que nos rodean, pero aún así, hoy día, todavía existen personas escépticas y desconfiadas que no quieren creer, de un lado lo que está sucediendo, y de otro lado no quieren hacer nada para ayudar. Así que es importante que cada uno de nosotros sea capaz de transmitir a esas personas cuán importante es su granito de arena. Ya que finalmente, la unión hace la fuerza.

En el mundo moderno en el que nos encontramos, internet ha facilitado aún más el estar conectados, así que queremos proponerte que desde tus redes sociales, tu blog, o la forma que más te guste, compartas con el mundo lo que está sucediendo. Pero no sólo aquellas noticias que leemos o vemos en prensa del otro lado del mundo, sino también aquellas que tenemos más cercanas.

Y como no queremos que todo sean malas noticias. Es importante también poder compartir soluciones y formas de ayudar y aportar tu granito de arena. Ya que muchas personas sienten la necesidad de ayudar y de hacer algo, pero no saben cómo. Tú puedes ser un buen mensajero de la Tierra desde casa. Además de un ejemplo para los demás.

Y hablando de ejemplo, seguro que al principio puedes sentirte un poco «bicho» raro por decidir hacer o no hacer ciertas cosas. Cambiar hábitos que perjudican el medio ambiente por hábitos más saludables para todos lleva su tiempo y hay que empezar poco a poco. Seguro a muchos les puede extrañar tu forma de hacer las cosas, pero cuando les explicas el porqué todos llegan a entenderlo, a compartirlo, y con el tiempo a hacerlo también.

El simple gesto de llevar tu propia botella de agua, de llevar el café/té preparado de casa en tu vaso/termo para el trabajo. El llevar tu tupper con el almuerzo o algo de picoteo para media mañana. Simplemente porque no quieres contaminar con envases y plásticos de un sólo uso.

El llevar tus bolsas o tus cesta de la compra en el supermercado. El llevar tus propios envases para que te los rellenen con verduras, frutas, legumbres, semillas, cereales, embutidos, quesos, etc. Son pequeños gestos muy sencillos que todos podemos hacer y que a largo plazo aportan grandes beneficios al medio ambiente.

Así que, cualquiera que sea el nuevo hábito saludable que adoptes, cualquier noticia que leas que pienses que es importante para la Tierra, compártelo con los demás, así estarás también ayudando a la Tierra.

 

VOLVER