«La primavera o te adormece o te altera»

Ya lo dice el refranero español, «la primavera o te adormece o te altera». Y es que no sólo, durante esta estación tan bella, somos los alérgicos los que más nos afectamos. En general hay un «extraño mal» que viene en forma de cansancio y somnolencia, llamado astenia primaveral, que no nos deja «ni a sol ni a sombra».

Tradicionalmente la primavera es una época de nuevo despertar y nuevo renacer. Salimos de una crisálida invernal que nos ha tenido en un estado de latencia dominado por el frío y la oscuridad. Nuevamente la luz aparece ante nosotros y tenemos que estar preparados para recibirla.

Para poder hacerle frente queremos dejaros algunas recomendaciones que pueden ayudaros a disfrutar como se merece de la llegada del buen tiempo.

Lo primero de todo es vuestra alimentación. Optad por las frutas y verduras de temporada. La naturaleza es muy sabia y nos ofrece en cada época del año lo que nuestro cuerpo realmente necesita. Empezad el día con un desayuno fuerte y haced las cenas más ligeras. Intentad hidrataros bien. Infusiones y zumos o batidos naturales caseros pueden ser de gran ayuda. Haced vuestra propia limonada y llevadla con vosotros.

Vigilad vuestros horarios. Mantener una rutina para levantarse e irse a dormir puede ayudar a que vuestro descanso sea más satisfactorio.

El cuerpo y la mente en movimiento y equilibrio siempre. No olvidéis hacer ejercicio. Manteneros activos también hará que vuestro reloj interno se adapte mejor a los cambios. Y buscad tiempo para descansar, algo de meditación o relajación evitará que acumuléis mucho estrés diario.

Y si aún así no conseguís llegar al final del día o ni siquiera empezarlo bien por las mañanas, tenemos algunas otras recomendaciones y sugerencias para vosotros.

La primavera es un buen momento para depurar vuestro cuerpo y que mejor forma que con las plantas que ella misma nos da: cardo mariano, diente de león, boldo, alcachofa, ortiga verde; son algunos de los ejemplos que os podemos dar. Ya sea en forma de extractos concentrados o bien en infusiones podéis incorporarlas a vuestro día a día y disfrutar los beneficios que os aportan.

Por otro lado, siempre podéis incorporar a vuestra alimentación suplementos que os ayuden según la situación en la que te encuentres. Complementos de vitaminas por ejemplo o «superalimentos» como la Moringa, la Ashwagadha o la Chlorella, así como la Jalea Real o el Polen, pueden apoyaros y daros la energía que necesitáis en esta época del año.

Ya sabéis que podéis hacernos las consultas que necesitéis y pasar a vernos si queréis más información. Desde Nuestro Herbolario queremos que disfrutéis de la primavera como se merece.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*