Papel (Celulosa)

El papel, aunque no fue la primera herramienta usada para la escritura (papiro, piel de animales,…), fue inventado en año 105 d.C. en China. Con la corteza de los árboles fabricaron un material más resistente que la seda o el bambú también usados para el mismo fin. En la actualidad existen muchos tipos diferentes de papel, pero la materia prima utilizada sigue siendo la misma, los árboles. Gracias a sus fibras vegetales se consigue la resistencia y consistencia necesarias para fabricar el papel. Posteriormente se someten a diferentes químicos y procesos para cambiar colores, texturas, etc.

Podemos encontrar las tiendas, comercios y supermercados llenos de productos con papel, en forma de etiquetas, envases, cubiertas, bolsas, cajas, etc. Hay de muchos colores, muchas formas, texturas. Incluso podemos encontrar algunos envases de cartón o papel que provienen de la explotación de bosques sostenibles o que están hechos con papeles o cartones reciclados.

Pero es importante que sepamos, que aunque nos encontramos con un material que puede ser reciclado y reutilizado, no todos pueden reciclarse por completo y algunos presentan en su fabricación ingredientes que pueden llegar a ser muy contaminantes (plásticos, colorantes, químicos). Como se suele decir: «no es oro todo lo que reluce». Claro está que apostamos por envases de papel siempre que se pueda y sobre todo por aquellos que sean más naturales, más sostenibles y sobre todo más ecológicos.

VOLVER