PROTEJAMOS A LOS ANIMALES

«Todas las criaturas de la Tierra merecen tener una buena vida. Y a veces nosotros podemos ayudar.»

Hemos querido empezar con este frase del Libro para así dar un significado claro a esta sección dentro de «Salvar la Tierra». Es importante entender que todos lo Seres Vivos cuentan. El Ecosistema lo forman tanto las plantas, los recursos que lo componen, como los animales. Todo es un sistema que se encuentra en equilibrio, pero eso no significa que no cambie, si no todo lo contrario. Dentro de una Ecosistema los cambios de uno influencian al otro.

Un buen ejemplo para entenderlo pueden ser los insectos. A casi nadie les gusta y a casi todos les estorban. Pero es precisamente porque no entendemos su función dentro del sistema. Gracias a ellos por ejemplo las plantas pueden sobrevivir, mediante la polinización y la dispersión de sus semillas.  Cada uno tiene su función y es tan importante como otro. Ya sea grande o pequeño y pertenezca a un reino o a otro.

Seguro que alguna vez te has preguntado qué puedes hacer para ayudar a los animales. Simples gestos pueden dar grandes resultados. Lo más importante es proteger la Vida. Te vamos a dar algunas ideas que puedes usar en tu día a día:

  • Comedero para pájaros. Si tienes jardín o terraza puede ser algo muy útil. Los pájaros gastan mucha energía a lo largo del día y necesitan poder reponerla.

  • Baño para los pájaros. A ellos también les gusta bañarse de vez en cuando y refrescarse cuando hace calor.

  • Casitas para los pájaros. Otra forma de ayudar a los pájaros que viven cerca de nosotros es hacer que puedan acomodarse, sobre todo cuando hay época de cría. A quien no le gusta una cama cómoda por las noche y un sitio donde estar tranquilos y no sentirse amenazados.

  • Plantas que les gusten. Puedes plantar hierbas o arbustos que le gusten a los insectos.

  • Protege la Vida. Es muy importante que cada vez que veamos un animal, como un insecto o un arácnido que seguramente no nos guste, no lo matemos, porque seguro que no suponen una amenaza para nosotros. Es nuestro propio miedo el que nos lleva a hacerlo. Debemos dejar que sigan su camino. E incluso a veces hasta podemos ayudarlos a que ese camino sea mejor. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez con un escarabajo en apuros que no puede darse la vuelta?

  • Compra sabiamente. Es fácil encontrar en cualquier tienda hoy día objetos procedentes de otros países. Ya sean textiles o decorativos. Es importante que no compres nada que proceda de animales o plantas en peligro de extinción, como el marfil, cierto tipo de pieles, etc.

  • Adopta un animal. Existen varias formas de ayudar en este sentido. Lo primero de todo es saber que existen muchos sitios cerca de donde vives donde recogen animales que son abandonados y necesitan mucha ayuda ya que no disponen de suficientes recursos. Si no puedes ayudar económicamente, tu tiempo libre siempre será bienvenido para cuidar de esos animales. También puede apadrinar a algún animal de un santuario o de un parque. Todo tipo de ayuda siempre es bien recibida.

  • Mantén limpia la naturaleza. Es importante saber la huella que dejamos cuando vamos a cualquier sitio. No dejes nunca basura detrás de ti. Intenta usar papeleras si las hay o bien guarda los envoltorios o restos que quieras tirar hasta que encuentres un sitio apropiado donde depositarlos.

VOLVER