Sube tus defensas…la batalla acaba de empezar

El otoño no ha hecho más que empezar y con él los cambios de tiempo un poco locos. Lluvia, frío, viento, calor inesperado, etc, son algunos de los momentos que vamos teniendo a lo largo de los días. El tiempo imprevisible hace que no sepamos muy bien que ropa ponernos, cómo abrigarnos o desabrigarnos, con la consecuencia de pequeños resfriados y molestias de garganta. Pero no hay nada por lo tengas que preocuparte, el otoño está precisamente para eso. Para ir preparando tu cuerpo y tus defensas para el invierno. En esta nueva entrada te vamos a ir dejando algunos trucos básicos para que no te pille el invierno con las defensas en el subsuelo.

Primero de todo vigila tu alimentación. Lo que comes es parte de tu sistema inmune. De hecho la primera barrera de defensa que tiene tu cuerpo, después de la piel, es precisamente el sistema digestivo. Tu intestino, que además es tu segundo cerebro, será el encargado de facilitar o no la llegada de agente invasores. Así que es un buen momento para completar tu alimentación con cositas que ayuden a que tus bacterias intestinales estén felices y quieran luchar contra los enemigos invasores.

Aumenta los alimentos prebióticos (que dan de comer a tus bacterias), como la patata cocida o el zumo de patata, el boniato y las legumbres, el arroz integral, las coles que ahora vuelven a estar de temporada, sobre todo el chucrut (col fermentada) o el zumo de col fermentada. Toma además otros alimentos fermentados como pan de masa madre integral o yogures. Y consume cereales integrales ricos en fibra, aumentar la fibra soluble ayuda a que tu flora intestinal este feliz. Y no olvides los alimentos ricos en vitamina C, como el zumo de limón, pomelo, naranja, o las coles que son rica fuente de esta vitamina.

Segundo y no menos importante, tu ropa. Se que a muchos les cuesta dejar atrás el verano, pero ya no es temporada de sandalias, vestidos y vermudas. Cambia la ropa de tu armario por ropa de entre tiempo. Dale la bienvenida a tu chaqueta y a los calcetines. Y no está demás llevar un pañuelo para proteger tu garganta en ciertas horas del día, como a primera de la mañana y a última hora de la noche.

Si eres de los que te gusta una buena infusión calentita, estas son tus plantas para esta temporada que te ayudarán a subir las defensas: la equinácea, la menta, la hierbabuena, el orégano, el tomillo, el romero, la salvia, el jengibre, la cúrcuma, la alcachofera, la pimienta, la pimienta cayena, la canela.

Si por el contrario no eres de «agüita sucia», tienes la opción de suplementar tu día a día con extracto de equinácea, propóleo o vitamina C. Que no te falten como preventivo y para controlar y mantener a ralla esos primero síntomas de resfriado.

Es importante también que te muevas, sigue haciendo ejercicio y caminando, que el mal tiempo no te pare. Eso ayudará a tu sistema linfático a eliminar mejor las toxinas y los agentes patógenos que quieran atacarte.

Como ves, no es muy difícil ayudar a tu cuerpo a estar sano y subir sus defensas. Pásate a vernos si tienes dudas o si necesitas más información. Podemos además hacerte un programa o plan para tus defensas: «el otoño en acción». Suerte y mucha salud.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*