TERAPIA CRÁNEO-SACRAL

Es una técnica de tratamiento utilizado en osteopatía donde se utilizan las manos para aplicar pequeñas presiones y movimientos rítmicos en cualquier zona ósea entre la cabeza y el sacro (parte inferior de la columna vertebral). La técnica se basa en aplicar pequeñísimas presiones sobre tus huesos del cráneo, ya que es una de las estructuras que permitirá “respirar” a todo lo que envuelve, intentando hacer puntualización en las suturas craneales que es lo que lo mantienen sellado.

La terapia cráneo-sacral es una técnica que comenzó a estudiarse a principios del siglo XX. Fue descubierta por el Dr. Sutherland, que tras mucho investigar se dio cuenta y comprobó que los huesos del cráneo no están soldados y que realizan un movimiento o fluctuación debido al pulso que genera el movimiento del líquido cefalorraquídeo a través de nuestro sistema nervioso central, desde el cráneo al sacro viajando  por nuestra columna. Este pulso o ritmo cráneo-sacro es el llamado impulso rítmico craneal.

Posteriormente, en 1970, el cirujano Jhon E. Upledger durante una operación de cuello observó un movimiento rítmico en el tejido membranoso. Tras una labor de investigación, sobre un tema del que apenas existía documentación previa, llegó a la conclusión de que ese pulso provenía de la duramadre espinal. 

Esta terapia se utiliza con el fin de encontrar un estado de relajación extrema que ayude al paciente a conectarse en sí mismo y a desbloquear los puntos dolorosos del cuerpo y flexibilizar las estructuras corporales con la ayuda e intervención manual del terapeuta.

Algunas de las lesiones que esta terapia puede tratar son las siguientes: estrés y depresión, problemas digestivos, ansiedad, traumatismos, tensión arterial, tratamiento en bebes, esguinces cervicales, dolores de cabeza/migrañas, alteraciones de la ATM., insomnio, hiperactividad.