USEMOS LA ENERGÍA CON INTELIGENCIA

Estamos tan acostumbrados a que todo usa energía para funcionar que ya ni somos consciente del hecho en si. Pero tenemos que darnos cuenta de que los aparatos y cosas que usamos en el día a día obtienen la energía para funcionar de alguna parte. Los coches, motos, o vehículos en los que nos desplazamos. Los móviles o tablets que usamos a diario. El ordenador o la impresora que usamos en el trabajo. El ascensor que nos lleva hasta la oficina o que usamos en casa. Las lámparas que tenemos para poder ver cuando no hay luz del sol. Son algunos de los ejemplos más simples de formas de energía que usamos y no somos conscientes.

Y otro dato no menos importante, es el origen de esas formas de energía que se utilizan. Petróleo, gases, centrales eléctricas, centrales nucleares. Todas ellas con un gran poder de impacto sobre el medio ambiente y la atmósfera de nuestro planeta.

Cierto es que hemos creado un mundo y una forma de vida que depende mucho de la energía para funcionar, y por eso es tan importante el buscar y usar formas de energía alternativas, más ecológicas, sostenibles y menos impactantes en el medio ambiente y en la atmósfera. La energía hidroeléctrica, la energía eólica, la energía solar, entre otras pueden ser apuestas importantes para el futuro.

Mientras llega el día en que toda la energía que se produzca sea una energía limpia, te dejamos algunos consejos prácticos para tu día a día.

  • Usa pilas recargables para tus aparatos eléctricos que necesiten pilas. Las recargables pueden ser más caras al principio, pero con el tiempo te saldrán más rentables.

  • Ahora que somos tan dependientes del móvil y las tablets las tenemos todo el día encendidas, pero puedes intentar apagar esos aparatos cuando no los uses y así no tendrás que cargar las batería a diario, te durará más tiempo y además también alargarás la vida del aparato.

  • Existen alternativas a los cargadores de corriente eléctrica. Si vives en un sitio con mucho sol, aprovecha esta energía para cargar tus aparatos eléctricos.

  • En casa no necesitamos que todo sea sin cable. Intenta evitar los aparatos para casa con baterías o pilas, son muy contaminantes.

  • Si hay luz del sol, no enciendas la luz en casa o en la oficina. Abre las ventanas y las cortinas y deja que entre la luz natural. Al mismo tiempo es más saludable que la luz artificial.

  • Cambia las bombillas de casa por bombillas de bajo consumo. Seguro que lo notarás también en la factura de la luz.

  • Aunque no lo creas, las bombillas también se ensucian, así que de vez en cuando limpia las lámparas de casa, veras que todo cambia de color.

  • No enciendas más luces de las necesarias en casa. Y si no estás en alguna habitación no dejes la luz encendida. Es importante ahorrar la energía y no derrocharla.

  • Todos tenemos en casa nevera. Se ha convertido en un electrodoméstico de necesidad en las cocinas. Requiere mucha energía para enfriarse, así que evita abrirlo si no es necesario y no lo tengas mucho tiempo abierto ya que así se calentará y tendrá que volver a enfriarse.

  • Lo mismo sucede con el horno. Si estás cocinando algo. Evita abrirlo constantemente, ya que así estarás desperdiciando mucha energía.

  • Si vives en sitio donde hace mucho calor en verano, hay formas de enfriar la casa sin necesidad de aire acondicionado. Cierra las ventanas y baja las persianas, así se mantendrá fresca por si sola. Y si no puedes evitar el aire acondicionado, comprueba que todas las ventanas están cerradas, para evitar pérdidas, y una vez enfriada la casa déjala cerrada para que no vuelva a entrar el calor.

  • También cierra persianas, ventanas y cortinas en invierno durante la noche. Así evitarás pérdidas de calor por pequeños agujeros de aire.

  • En que caso de que sea todo lo contrario, si vives en un sitio donde los inviernos son muy fríos. Intenta poner la calefacción lo más baja posible. Siempre es mejor abrigarse y ponerse un jersey y calcetines en casa.

  • Hoy día una de los mayores lujos que tenemos es el agua caliente en casa. E incluso para eso hace falta mucha energía. Así que intenta no derrochar mucha agua caliente en tus duchas.

  • Los medios de transporte también tienen un gran impacto sobre el consumo de energía. Producir el combustible que necesitan también es un gran gasto de energía y tiene mucho impacto sobre el medio ambiente. Así que intenta ir caminando o en bicicleta allí donde puedas. O si no, intenta usar el transporte público. Intenta buscar siempre alternativas de menos consumo energético. Y sobre todo menos contaminantes.

VOLVER