VUELTA AL COLE SOSTENIBLE

La vuelta al cole puede convertirse en un quebradero de cabeza para muchas familias, tanto a nivel de organización como a nivel económico no es fácil de afrontar. Así que queremos dejaros algunas recomendaciones para hacer de esta tarea algo divertida para los niños y menos estresante para vosotros. Con un poco de psicología práctica y sentido común puede dejar de ser un reto.

Primero de todo hablemos del material escolar. Es bien sabido que cada año los libros y el material escolar suponen una inversión muy grande. En cuanto a los libros, si no han cambiado los planes de estudio de un año para otro, siempre se puede optar por comprar de segunda mano o reutilizar los de tus hermanos mayores o familiares en caso de que se pueda. Y con los que tengamos de otros años que ya no nos sirven podemos donarlos o bien venderlos de segunda mano, seguro que así podemos ayudar a alguien que se encuentre en nuestra misma situación.

En cuando al material escolar hay varias opciones. Lo primero de todo es buscar en casa todo lo que haya: bolígrafos, lápices, rotuladores, colores, ceras, sacapuntas, tijeras, reglas, etc…. Seguro que encuentras muchas más de que esperabas. Una vez lo tengas todo, clasifica por tipos y guárdalos donde estén a la vista para poder localizados y utilizados. Tener el material escolar ordenado y todo en el mismo lugar facilita mucho no volver a comprar algo que ya tenemos. Así también tendrás una idea más clara de qué es necesario comprar.

A muchos niños seguro que le hace ilusión estrenar cada curso una mochila nueva, pero no resulta muy sostenible y tampoco es lo mejor para el bolsillo. Nuestra recomendación es creativos en ese aspecto. Tunear y decorar la mochila del año anterior puede ser muy divertido. Se puede pintar, se le puede coser cosas, poner parches, hay muchas opciones posibles. Imaginación al poder.

La merienda para el cole o el almuerzo siempre puede convertirse en la mayor fuente de residuos y de plásticos de usar y tirar. Por suerte existen opciones muy sostenibles y reutilizables. Llevar la merienda preparada desde casa además de más sano y económico es también más ecológico. Organiza el menú de la semana. Usa tuppers o envoltorios reutilizables. Y para las bebidas siempre es mejor llevar una botella reutilzable.

Estos pequeños gestos pueden facilitarte mucho las cosas a largo plazo. Además así transmitimos a los niños desde pequeños lo importante que es cuidar el material escolar durante el año, y de un año para otro. Ya que si se acostumbran a romper o tirar cosas y que se les compren nuevas no darán valor a las mismas ni entenderán el esfuerzo que se requiere para conseguirlas. Y al mismo tiempo inculcarles cuidar del planeta evitando generar residuos y usar envoltorios o productos en plásticos de un solo uso.